2019-11-21_Cómo saber si los empleados tienen un nivel de inglés adecuado a su puesto de trabajo 2019-11-21_Cómo saber si los empleados tienen un nivel de inglés adecuado a su puesto de trabajo

Cómo saber si tu equipo tiene un nivel de inglés adecuado a su trabajo

Judit Martos

Por Judit Martos. Síguenos: LinkedIn Facebook Twitter
Communications Manager
Publicado el 21/11/2019


¿Estás preparando el plan de formación de idiomas en la empresa y no sabes a quién incluir en el proyecto? ¿Necesitas contratar a una persona para tu equipo, pero no sabes si su nivel de inglés es suficiente para el puesto? ¿O quizás quieres establecer unas pautas para filtrar al alumnado?

Evaluar el nivel de inglés de las personas de tu equipo con un diagnóstico completo y determinar si el nivel qué tienen es el adecuado a sus funciones laborales te darán las respuestas a tus preguntas.

 

Cómo determinar si el nivel de una persona se ajusta a su puesto de trabajo

Para saber si una persona tiene un nivel de inglés adecuado a su puesto de trabajo es importante determinar qué es lo que requiere su día a día. No es el mismo conocimiento el que va a necesitar un recepcionista, que únicamente debe pasar llamadas, que el que utiliza un cargo de alta dirección para hacer presentaciones en inglés o asistir a congresos internacionales.

Sin embargo, tampoco será el mismo nivel de inglés el que necesite un recepcionista de una escuela de idiomas en Barcelona que el que utiliza un recepcionista de una autoescuela que esporádicamente tiene un cliente extranjero.

Como responsable del departamento de personas o de gestión del talento de tu empresa, necesitarás definir el nivel de inglés que va a usar a diario esa persona del equipo.

 

5 factores a tener en cuenta:

  1. Puesto de trabajo: el cargo en la empresa va a ser el primer factor ya que determina qué actividades realiza la persona en su rutina laboral según el sector de la empresa. ¿Tiene que escribir emails simples o con explicaciones complejas? ¿Participará en reuniones y negociaciones o asistirá a charlas?
  2. Frecuencia: la periodicidad con la que se van a dar estas situaciones ayuda a valorar el nivel necesario para el puesto de trabajo. Y es que no es tan vital hablar el idioma cuando recibes una de cien llamadas en inglés que cuando son casi todas.
  3. Interlocutor/a: saber con quién se comunicará el empleado/a ayuda a determinar qué nivel deberá tener. Una persona nativa tiene un amplio dominio de la lengua y será más difícil entenderle que a una persona no nativa puesto que utilizará vocabulario y estructuras gramaticales más sencillas. De la misma manera, el origen de la persona no nativa influye, puesto que los europeos se entenderán mejor entre sí que a una persona asiática.
  4. Relación: no es lo mismo hablar con un cliente, un proveedor o con un colega de trabajo. La formalidad y la precisión de sus comunicaciones serán diferentes en cada uno de los casos.
  5. Urgencia: saber si va a tener tiempo de preparar su trabajo es importante. Por ejemplo, una persona que debe hacer una presentación en inglés sin responder cuestiones no tiene por qué tener la misma comprensión oral que la de una oradora con ronda abierta de preguntas.

Por último, también se debe considerar que hay personas que tienen un nivel diferente en cada una de las habilidades lingüísticas. Por ejemplo, si una persona está muy acostumbrada a leer en inglés, pero nunca lo habla, seguramente su nivel de comprensión lectora será más alto que el de expresión oral.

 

Cómo evaluar el nivel de inglés

Antes de iniciar la formación de inglés en tu empresa, tu proveedor de idiomas deberá ayudarte a hacer un buen diagnóstico inicial. Para ello, tendrá que conocer las necesidades lingüísticas de vuestra organización y del alumnado, evaluar el nivel de inglés y valorar el estilo de aprendizaje de cada persona.

Así pues, gracias a este análisis y junto a tu proveedor de idiomas, podrás valorar si el nivel de inglés obtenido es suficiente para llevar a cabo las tareas profesionales del equipo o si necesitas incorporar a ciertas personas de la plantilla en el plan de formación, ya sea para mantener o mejorar sus conocimientos de la lengua. Tu partner podrá guiaros a escoger la solución pedagógica que más se adapta al perfil profesional y académico de los miembros del equipo.

Si aún no tienes un partner de idiomas que te guíe, en este artículo te contamos Cómo elegir al mejor proveedor de idiomas para vuestra empresa.

Disponer de un informe de resultados con el nivel de inglés de cada persona basado en la clasificación del Marco Común Europeo de Referencia te ayudará a agrupar al alumnado.

 

Qué es el Marco Común Europeo de Referencia

El Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER) se utiliza en todo el mundo para definir la competencia lingüística de cada uno de los niveles de un idioma.  El MECR, elaborado por el Consejo de Europa, establece seis niveles comunes para organizar el conocimiento de la lengua. Esta división, basada en investigaciones empíricas, permite:

  • establecer objetivos de aprendizaje y enseñanza
  • revisar los planes de estudio
  • diseñar materiales didácticos
  • proporcionar una base para reconocer las calificaciones del idioma, facilitando así la movilidad educativa y ocupacional

¿Qué es capaz de hacer cada persona según su nivel?

  • A1: una persona con nivel A1 (beginner) entiende frases y expresiones básicas de uso frecuente. Por ejemplo: puede presentarse, es capaz de preguntar y responder sobre detalles personales básicos, puede dialogar cuando el interlocutor/a habla despacio y claro, sabe escribir frases cortas y rellenar formularios con sus datos personales.
  • A2: en el nivel A2 (pre-intermediate), una persona puede utilizar la lengua en contextos familiares y cotidianos. Entiende frases y expresiones de uso frecuente y relacionadas con temas generales como compras, geografía, empleo y familia, por tanto, es capaz de comunicarse en situaciones sencillas y expresar sus necesidades más inmediatas.
  • B1: un hablante con nivel B1(intermediate) es capaz de salir del paso en la mayoría de situaciones que se pueden dar cuando viaja a un país angloparlante. Puede producir textos sencillos y bien conectados sobre temas de su interés. Asimismo, puede opinar sobre algo y contar sus planes correctamente.
  • B2: con un nivel B2 (upper-intermediate), una persona maneja estructuras del idioma con seguridad y confianza, demostrando conocimiento de un amplio abanico de vocabulario y estrategias comunicativas apropiadas en variedad de contextos sociales. Puede participar en debates con intercambio de información objetiva. Tras superar este nivel, una persona de nivel B2 podría presentarse al examen First Certificate de Cambridge.
  • C1: el nivel C1 (advanced) demuestra que una persona puede trabajar exclusivamente en inglés y hacer una buena presentación en este idioma. Domina el idioma en distintas situaciones pudiendo argumentar, justificar y enfatizar con confianza sus declaraciones. Con el nivel C1 asimilado, una persona puede superar el Certificate in Advanced English de Cambridge.
  • C2: una persona con nivel C2 se muestra más segura al expresarse en cuanto a la fluidez y utilización de vocabulario y gramática. Es capaz de utilizar el idioma con exactitud a nivel profesional.

Hay empresas que utilizan los exámenes oficiales de Cambridge (como Linguaskill for Business) o de Capman (como TOEIC- Test of English for International Communication) para medir el nivel de inglés de los trabajadores y trabajadoras. Ambos exámenes son multinivel y sitúan cada habilidad lingüística en un nivel del Consejo de Europa.

 

En definitiva, cuando determines qué nivel de inglés necesita un puesto de trabajo y sepas qué nivel tiene esa persona podrás valorar si incorporarla al plan de formación de idiomas de tu empresa.

 

¿Quieres saber cuánto tiempo tardará tu equipo en conseguir un nivel de inglés  adecuado a su puesto de trabajo?

Utiliza nuestro Language Calculator
Pinterest LinkedIn Share on Google+