¿Necesitas o quieres aprender un segundo idioma?

Olga Campoy

Por Olga Campoy. Síguenos: LinkedIn Facebook Twitter
Partner and Sales Executive
Publicado el 19/03/2010


Por Olga Campoy, Partner & Sales Executive
Ziggurat Escuela Corporativa de Idiomas

Gracias a la buena comunicación con nuestros alumnos y alumnas, sabemos que aquellas personas que lo necesitan de verdad, por motivos profesionales o personales, tienen más éxito en su aprendizaje que aquellas que deciden aprenderlo por si acaso, para el futuro o porque “todo el mundo dice” que hay que hablar otros idiomas.

La mayoría de conocimientos que adquirimos son consecuencia de dos impulsos principales:

  1. Una motivación interna para aprender algo que nos apasiona y nos lo hace pasar bien.
  2. Una motivación/”obligación” externa impuesta por nuestros padres y madres, por nuestro puesto de trabajo o por la sociedad en la que vivimos.

En los dos casos quién realmente aprenderá más, o más deprisa, será aquella persona que, necesite y pueda practicar lo aprendido en su día a día. Lo ideal es hacer que la motivación venga de nuestro interior ya que la tomaremos como compromiso personal, no como una obligación.

Desde Ziggurat aconsejamos a quien nos pide una formación de idiomas lo siguiente:

  1. Tener una necesidad real para aplicar lo que se va aprendiendo.
  2. Mantener y mejorar lo aprendido haciendo del idioma un hábito diario.

No todo el mundo que necesita hablar un segundo o tercer idioma tiene la oportunidad de utilizarlo cada día, por ello es importante buscar alternativas para que no se “oxide”. Crear un sencillo plan de acción eficaz y realista ayuda a no perder el contacto con el idioma. Este plan puede ser un calendario donde marcar actividades para practicar: escuchar la Daily Vitamin (2-3’) si eres alumno o alumna de inglés, visionar la mitad de una conferencia en www.ted.com (10’), leer en voz alta cada día (2’), etc.

Para finalizar, me gustaría compartir una idea que leí en el libro ‘La Paradoja’ de James Hunter: “Los esclavos hacen lo que otros quieren. Los servidores hacen lo que los otros necesitan”.

Esta frase me hizo pensar que cuando soy menos esclava de mi misma (sabiendo decir que no a cosas que no me interesan) y me doy lo que necesito (tiempo para aprender, cambiar cosas a pesar de mi miedo) soy más feliz y más libre.

Si tenéis alguna experiencia relacionada con lo expuesto o queréis más información sobre cómo crear un plan de acción podéis contactar conmigo.

Pinterest LinkedIn Share on Google+